FIFA
#En posesión de balón

Sean Douglas: mejorar la capacidad para progresar por el centro

FIFA, 16-1-2024

FIFA
left
right

Aunque retrasar el juego a veces resulte la opción más fácil y segura, los pases verticales —algo más arriesgados— son los que permiten al equipo progresar hacia zonas del terreno de juego donde se puede sacar más provecho. La capacidad para construir la jugada y avanzar con el balón es una pieza clave del repertorio de los grandes futbolistas e incluso puede llegar a definir el estilo de juego de un equipo.

En este artículo, el experto técnico de la FIFA Sean Douglas dirige una sesión que trabaja precisamente esta habilidad. Como jugador, Douglas fue internacional con Nueva Zelanda y desarrolló la mayor parte de su carrera profesional en la National Soccer League australiana (1.ª división), precursora de la actual A-League.  

En esta sesión, se aplica una metodología de entrenamiento basada en un enfoque pedagógico denominado «todo–parte–todo». Se trata de un método de aprendizaje en el que se trabajan partes de una habilidad concreta para, progresivamente, intentar ponerla en práctica en su totalidad. Este método facilita la comprensión global de las partes que componen una capacidad técnica específica para que luego pueda trasladarse de forma eficaz a situaciones reales de juego. Para empezar, el grupo disputa un partido reducido de 7 contra 7 que comienza con libertad de movimientos; transcurrido un tiempo, el partidillo se convierte en un ejercicio de posesión zonal. A continuación, los jugadores llevan a cabo un ejercicio de pase para trabajar las habilidades específicas que requiere el primer ejercicio. Tras haberse familiarizado con los movimientos y las habilidades técnicas necesarias para enfrentar este tipo de situaciones, el grupo vuelve a disputar un partido de 7 contra 7 para aplicar lo aprendido.  

Descripción

1.ª parte: Partido reducido de 7 contra 7 («todo»)
2.ª parte: Ejercicio de pase («parte»)
3.ª parte: Partido reducido de 7 contra 7 («todo»)

Principios básicos:

  • Adoptar una mentalidad centrada en buscar el pase vertical hacia delante.

  • Ocupar posiciones en el campo que generen los ángulos idóneos para buscar el pase vertical tras recibir el balón.

  • Realizar movimientos tomando como referencia a uno o dos compañeros de forma que se generen espacios que faciliten el pase vertical.

1.ª parte: Partido reducido de 7 contra 7 («todo»)

La sesión comienza con un trabajo centrado en el «todo» (el objetivo global) en el que los jugadores se enfrentan en un partidillo de 7 contra 7. No hay restricción alguna de movimientos ni pases, lo que permite a los futbolistas encontrarse en situaciones reales de juego. El entrenador observa las dificultades a las que hacen frente los jugadores y presta especial atención a los objetivos de la sesión.

Organización
  • Delimitar una zona de 50 x 25 m para llevar a cabo el ejercicio. 

  • Colocar una portería de dimensiones reglamentarias a ambos lados de la zona delimitada.

  • Situar a un guardameta en cada portería.

  • Disponer ambos equipos con un sistema 2-3-1.

Explicación
  • Disputar un partido de 7 contra 7 sin restricciones.

  • Cuando el balón salga fuera, el guardameta del equipo contrario reiniciará el juego.

Variación
  • Utilizar conos para dividir la zona delimitada en tres áreas de juego.

  • Los jugadores no pueden salir del área que se les asigne: en el primer y último tercio, se disputará un 2 contra 1, mientras que en la zona central será un 3 contra 3.

  • Los futbolistas solo pueden abandonar su zona si consiguen que el balón progrese hasta la siguiente.

  • Solo aquellos jugadores que conduzcan el balón pueden desplazarse hasta la siguiente zona.

  • Si pierden la posesión, deben volver inmediatamente a su zona original.

Principios básicos
  • Si fuera necesario, utilizar una pizarra táctica para dar un mayor contexto sobre lo que se persigue en la sesión.

  • Mostrar a los jugadores la estructura que necesitan trabajar para ayudarles a visualizar su función sobre el campo.

  • Plantear preguntas tanto durante el ejercicio como al final de este a fin de concienciar a los futbolistas sobre los retos que van surgiendo.

  • Aplicar condiciones específicas al partidillo para ayudar a los jugadores a encontrar soluciones, como puede ser el juego posicional o medir bien los tiempos de los desmarques.

  • Ajustar la posición de los jugadores si se observan dificultades a la hora de avanzar con el balón.

  • Preguntar a los futbolistas dónde y cuándo creen que deben ocupar ciertas posiciones.

  • Detener el juego cuando los jugadores cometan errores importantes en posesión del balón. Por ejemplo, en el caso de la línea defensiva: si intentan avanzar con un juego directo ante la presión del rival, conviene sugerir que retrasen el balón al guardameta o que cambien la orientación del juego con un pase largo a otro compañero de la zaga.

2.ª parte: Ejercicio de pase («parte»)

El objetivo de este ejercicio es que los jugadores tengan la oportunidad de centrarse en varios de los aspectos fundamentales del juego que les permitirán llevar a cabo el ejercicio principal de forma más eficaz. Douglas explica un ejercicio de pase y desplazamiento dirigido a dotar a los futbolistas de una mayor conciencia de lo que deben hacer para avanzar con el balón de manera eficaz.

Organización
  • El círculo central del campo será el área delimitada para el ejercicio.

  • Dividir el grupo en 2 equipos de 7 jugadores (naranjas y azules).

  • Colocar 4 conos (dos naranjas y dos azules) alrededor de la línea del círculo central de modo que los conos del mismo color queden enfrentados, formando una cruz.

  • Situar a 3 jugadores de cada grupo dentro del círculo central.

  • Situar a 2 jugadores del equipo naranja junto a uno de los conos del mismo color (uno a cada lado), y hacer lo propio con otros 2 jugadores del mismo equipo (en el cono naranja opuesto).

  • Colocar a los jugadores del equipo azul de forma idéntica junto a los dos conos azules.

  • Entregar un balón a cada equipo.

Explicación
  • El ejercicio comienza con un jugador azul y un jugador naranja (de los que están situados junto a sus respectivos conos) en posesión del balón.

  • Dicho jugador debe pasar el balón a un compañero situado dentro del círculo.

  • El futbolista controla con un toque y, a continuación, conduce el balón y lo pasa al compañero situado en el cono del lado opuesto del círculo central.

  • El jugador del círculo central sigue su pase y ocupa la posición que deja el compañero que recibe.

Variación
  • Utilizar un solo balón.

  • Los dos equipos compiten por la posesión.

  • El equipo en posesión sigue intentando avanzar con el balón de la misma forma. El equipo sin balón intenta recuperarlo; si lo logra, los equipos intercambian los roles.

Principios básicos
  • Introducir paulatinamente nuevas ideas y conceptos en el ejercicio de pase permite aumentar progresivamente la carga de trabajo y el nivel de concentración.

  • Cuando sea necesario, demostrar la posición ideal que debe adoptar un jugador para poder recibir el balón y ver con claridad las opciones de pase vertical.

  • Cuando se produzca un movimiento especialmente eficaz, es importante destacarlo: para ello, cabe preguntar al resto de jugadores qué les ha parecido acertado de la jugada.

  • Ayudar a los jugadores a tomar conciencia de todo lo que los rodea mientras juegan: deben ser conscientes en todo momento de los obstáculos, los espacios y la dirección hacia la que quieren progresar o jugar el balón.

  • Prestar atención a las jugadas en las que los futbolistas deben decidir si pasar el balón hacia delante o buscar a un compañero en la zona interior.

3.ª parte: Partido reducido de 7 contra 7 («todo»)

Este ejercicio culmina el ciclo de aprendizaje al trasladar los comportamientos adquiridos de vuelta a un formato de partido. El objetivo es que los aspectos más técnico-tácticos del segundo ejercicio se pongan en práctica en situaciones reales de juego.

Organización
  • Delimitar una zona de 50 x 25 m para llevar a cabo el ejercicio. 

  • Colocar una portería de dimensiones reglamentarias a ambos lados de la zona delimitada.

  • Situar a un guardameta en cada portería.

  • Disponer ambos equipos con un sistema 2-3-1.

Explicación
  • Disputar un partido de 7 contra 7.

  • Utilizar conos para dividir la zona delimitada en tres.

  • Los jugadores no pueden salir del área que se les asigne: en el primer y último tercio, se disputará un 2 contra 1, mientras que en la zona central será un 3 contra 3.

  • Los futbolistas solo pueden abandonar su zona si consiguen que el balón progrese hasta la zona siguiente.

  • Solo aquellos jugadores que conduzcan el balón pueden desplazarse hasta la siguiente zona.

  • Si pierden la posesión, deben volver inmediatamente a su zona original.

Variación
  • Retirar los conos para eliminar las zonas, pero pedir a los jugadores que sigan jugando con los mismos principios.
Principios básicos
  • Si se observa que no se aplican los principios trabajados en el ejercicio anterior, cabrá recordarlos.

  • Insistir en el objetivo principal de la sesión de forma continua. Por ejemplo, «buscamos el balón y el pase vertical» para alentar a los jugadores a basar sus movimientos en este principio.

  • Animar a los jugadores si se muestran titubeantes. Por ejemplo, si un defensor tiene espacio para avanzar con el balón pero duda, es importante animarle para que lo haga.

Valora tu experiencia

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

The site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.